viernes, 11 de mayo de 2012

Pañales de tela. una opción más ecológica y confortable.


Como bien sabréis los pañales desechables que usamos habitualmente, por muy prácticos que nos resulten, no son lo más ecológico que se haya inventado. De hecho, tardan entre 200 y 500 años en degradarse y además, en muchas ocasiones tenemos que ir probando porque los culetes se irritan y hay que dar con el más adecuado. 

Por todo ello podemos decantarnos por volver a los pañales de tela, aunque no tengan mucho que ver con los picos que se usaban, porque todo avanza, y los pañales de tela, también. Jessica Gómez, de Háblame bajito, nos va a contar a acercar hoy a este tipo de pañales.


Lo primero, de todo, ¿Qué ventajas tiene usar pañales de tela?

Buff! Mira, muchísimas. Al final a cada familia le tira más una u otra, pero es que son innumerables: desde la cuestión ecológica, hasta que son un colchón mucho mejor cuando los peques empiezan a caminar y a caerse. 

Pañal de telaLos dos grandes pilares, claramente, son la ecología y la economíaAl mes, sólo en España, se reúnen pañales desechables para llenar un estadio de fútbol hasta la altura de un tercer piso. Y ese pegote se quedará ahí durante 500 años. Imagínate: dentro de 15 generaciones tus tatara…nietos aún podrían encontrar las caquitas de tu hijo. Y eso por no hablar de toda la contaminación que resulta ya sólo del proceso de fabricación de los pañales de usar y tirar: son talas, químicos, plásticos y transportes que ya dañan el medio ambiente mucho antes de llegar a tu cubo de basura.

El bolsillo también lo nota. En pañales desechables uno se llega a gastar alrededor de 1500€ a lo largo de todo el período en que el bebé usa pañales. Los pañales de tela, reutilizables requieren un desembolso inicial mayor, pero por unos 300€ (incluso menos) te haces con un pañalerío completo y no tienes que volver a gastar dinero en pañales. Te ahorras un dineral, y si tienes más de un hijo ni te cuento. Además, cuando dejas de usarlos pueden seguir aprovechándose! Puedes regalarlos, revenderlos… O hacer trapos! Todo vale.

Y ya no te hablo de que son mucho más monos, que se pueden personalizar, que son mejores para la piel, que te permiten llevar mejor control del pipí que hace tu hij@, que se ajustan a tu ritmo, que los peques dejan antes los pañales

¿Son cómodos para los bebés? ¿Están tan secos como con un deshechable?

Pañal de tela. Comodidad garantizada
Para los bebés no son tan cómodos como los desechables: lo son muchísimo más. Los desechables sólo son cómodos para el adulto que los tiene que cambiar. 

Por un lado, los pañales de usar y tirar son plástico. Parecen papel, pero son plástico (concretamente polietileno y poliacrilato de sodio). No transpiran: los culetes de nuestros peques se cuecen literalmente ahí dentro  y cualquier pequeña irritación se convierte fácilmente en un problemón.

Por otro lado, los pañales de tela están hechos con fibras naturales como bambú o cáñamo que tienes una asombrosa capacidad de absorción. Además, los pañales suelen llevar un forro (a veces de celulosa, a veces también de tela) que mantiene la humedad lejos de la piel del bebé. Invito a quien quiera a tocar el pañalete de mi nene después de 12 horas: es tocar para creer.

Y no sólo eso: con los pañales de tela, a pesar de lo que parece, los escapes se reducen a prácticamente cero, por lo que esas historias de “se le salió todo y se le caló hasta la nuca” pasan a mejor vida.

¿Y son seguros? ¿Se sujetan con imperdibles, como antes?

Seguros no, segurísimos. Cierran mediante snaps (o broches) o con velcro para amoldarse a la cintura del peque. Los hay, además, que son sistema unitalla y también llevan snaps para regular el largo: se ajustan perfectamente al cuerpo del bebé y crecen junto a él. No te digo más que fue empezar a usar pañales de tela y dejar de usar bodys, porque era para eso para lo que yo los usaba: para sujetar el pañal. Y ya no me hace falta, porque los pañalitos de tela se ajustan de maravilla y no se van estirando ni desplazando con el movimiento del peque.

¿Los hay de distintos tipos?

Pañales de tela adaptables, crecen con tu peque.
Pues sí. Un pañal de tela consta básicamente de tres partes que de fuera a dentro son: cobertor, absorbente y forro. Según cómo se combinen, resulta un pañal u otro.  Esencialmente están: el “todo en uno”, que lleva unidas las tres partes y se usa igual que un desechable; el “todo en dos”, en el que colocas el absorbente entre el cobertor y el culito del bebé y, opcionalmente, un forro de celulosa que además sirve para recoger las deposiciones más sólidas; y el “rellenable”, en el que el forro o “siempreseco” va cosido al cobertor y tú colocas el absorbente entre ambos. En los dos últimos, cuando sólo hay pipí, sólo se cambia el absorbente, por lo que resultan sistemas más económicos.

Pero… hay que lavar… ¿Cuánto tardan en secarse? 

Sí, hay que lavar. Pero no tienes que ir al río a lavar a la piedra: se pueden lavar a máquina. Es cuestión de coger una rutina más, como tantas otras que adquieres cuando tienes un hijo. Además se secan bastante rápido. Los cobertores por ejemplo ya salen prácticamente secos de la lavadora. Los absorbentes tardan un poquito más, lógicamente.

¿Cuántos pañales crees que debemos tener para asegurar que no nos quedamos sin pañal limpio? 

Eso es como si me preguntas cuánta ropa se necesita: pues depende de cada cuánto se lave y de cuánto se ensucie cada nene. Por decirte una media, te diría que alrededor de diez cobertores y 25 absorbentes para poner una lavadora cada cuatro días, pero puede variar mucho de una familia a otra: hay quien sólo tiene tres o cuatro y quien tiene veinte.

¿Qué le dirías a una familia que está indecisa y no sabe si pasarse a los pañales de tela

Pañales de tela, un gran ahorro.
Que los pruebe. Cuando yo pensé por primera vez en usarlos estuve meses dudando: no los había visto nunca en directo, no sabía cómo funcionaban, si con lo desastre que soy me apañaría con ellos, si le irían bien a mi peque… Al final otra mamá me echó una mano y me hice con dos pañalitos. Viendo las ventajas, me conformaba con que aquello no fuera un completo desastre para cambiarme. Pero vi que no había escapes, que a mi niño se le quitó la dermatitis del pañal, que estaba monísimo y que era mucho más fácil de lo que parecía. En dos días me había enamorado!

Además, tienen la opción de probarlos.

Pues sí! Por mi experiencia personal me di cuenta de que es algo que no se extiende más debido al desconocimiento general. Por eso decidí crear un fondo de pañales para que quien quiera probarlos pueda pedírnoslos y así comprobar en primera persona todas las ventajas y quitarse todos los miedos. Y, a partir de ahí, decidir si quiere o no cambiarse a una opción más natural.

Como veis los pañales de tela son una opción a tener en cuenta. En Háblame Bajito, podréis ver los distintos modelos y si os interesa, haceros con ellos.  Y por supuesto, también podéis seguir a Háblame Bajito en Facebook, o su Blog


NOTA: Fotos cedidas por Háblame Bajito



5 comentarios:

  1. Mi peque los usa y les llamamos los pañales molones jejejej. Son chulisimos, un tacto agradable, siempre seco, adios a las rojeces, no se rompe lo de pegar cuando solo t queda uno en el parque.... en fin todo son ventajas a parte de ser chulisimos y ¡colaboramos con el medio ambiente! Os animo a probarlos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto me alegra leerte! No es lo mismo que lo digamos nosotros, que vivimos inmersos en esto, a que lo digan las mamás que los usan y han podido experimentar esa primera vez en sus carnes, con tan buen resultado. Gracias!!

      Eliminar
  2. ¡Gracias por compartir tu experiencia Lola! la verdad, es que vuestras opiniones son las mejores pistas para el resto de las personas que leen el blog, así que os animo a contarnos vuestras opiniones.

    ResponderEliminar
  3. Pues si llego a saberlo antes...Nunca compré de tela porque pensaba en el lío de lavarlos, que no serían absorbentes..., pero ya veo que nada de eso. Y nosotras ya empezamos a quitarlos, así que...Pero encuentro muy útil este artículo, lo recomendaré a las mamás amigas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Julia, los tiempos avanzan hasta en los grandes clásicos, como los pañales de tela. Y espero que la etapa de quitar los pañales sea cómoda y rápida.

      Eliminar

Deja un comentario